Imagen: 

Max Hofmann dirige el estudio de Deustche Welle en Bruselas.